Grandes clásicos para beber en la semana de feria

31.05.2020

Por by_Mara de Miguel 

Que nos hemos quedado sin feria es algo que ya todos tenemos asumido, pero eso no significa que no podamos beber lo que deberíamos estar bebiendo un día como hoy, con los amigos, los compañeros de trabajo o la familia.

Hoy os voy a recordar lo que yo llamo los 4 inolvidables de la feria: el fino, el pale cream, el rebujito y los chatos de vino con su barquillo, y en los últimos tiempos el mojito cordobés, o mi receta original del Mojito Flamenco.

Son muchas las bodegas cordobesas las que han sacado packs de vinos especial feria y en las que se puede pedir directamente a través de la web de la propia bodega. Un ejemplo de ello es el pack multibodega que han sacado en colaboración Bodegas El Monte, con su fino Cebolla, Bodegas Doblas con un fino en rama, el Blanco de Tinaja de Los Raigones, el Verdejo Ecológico de Bodegas Robles, y un Pedro Ximenez dulce de la Cooperativa San Acacio. El pack contiene 5 botellas con regalo de portes, dos catavinos y farolillos, las ganas de fiesta, las pones tú.

Otro pack especial de feria, esta vez en solitario, lo hacen Comercial Los Raigones, con sus 3 botellas de Pale Cream de nombre Gentleman, y dos de su fino El Caballo Cordobés, y donde te regalan dos catavinos y farolillos.

Por su parte, el grupo Pérez Barquero, ofrece una opción muy interesante de varias de sus bodegas como son el Pale Cream de Bodegas Gracia, el clásico Viñaverde (fantástico en su última añada) y otro vino que nunca falla para momentos de alegría como el Fino Los Amigos.

Entre Rebujitos y Mojitos anda el juego

Vamos a reconocerlo. Está haciendo mucha calor, y una buena idea es alternar el fino o el pale cream con una jarra bien fría de Rebujito, ese cocktail tan familiar y que tiene sus antecedentes en el Sherry Cobbler, que tanto se consumía en la época victoriana a mediados del siglo XIX, en Reino Unido, y con pajita.

Para los que no recuerden la receta es fácil: fino, yo recomiendo hacerlo con un fino intenso, como el fino Cebolla con 15 años de crianza biológica, porque los aromas se van a quedar diluidos cuando añadamos el refresco carbonatado de lima-limón, y si utilizamos un fino con menos personalidad, junto con los hielos, tendremos la sensación de eso que se repite en muchas casetas de que parece que está aguado, o que nos han puesto menos vino, aunque la realidad, es que el fino no era el correcto. Mi recomendación: finos con mucha esencia y más sabor, harán vuestro cocktail más rentable porque la botella cundirá más, y porque el sabor será infinitamente mejor.

En los últimos años se ha puesto de moda ( benditas modas) en hacer a la hora de las copas, una variante del mojito tradicional, pero elaborado o con Pale Cream, o con Pedro Ximenez. Este cocktail con hielo picado, y con su hierbabuena, es el ideal para la sobremesa más cordobesa.

Bonus Extra: el vino de los chatos de Feria

Quizás el vino que se venda no sea de Córdoba, pero está claro que muchos cordobeses, están añorando el típico Chato de Vino de Los Maños con su barquillo mojado en el líquido. Desde los jóvenes hasta las madres, en algún momento de más sosiego dentro del Ferial siempre se bebe un chato para matar el gusanillo de lo dulce. Os propongo coger un vaso de vino tinto y añadirle un dedo de vino dulce. Después removerlo y acto seguido mojar el barquillo...Os sorprenderá.